Preguntas Frecuentes

Sanación Energética

 

¿Qué es la Sanación Energética?

Vamos a explicar la Sanación Energética de forma fácil para que se pueda entender por todos.

El cuerpo humano funciona gracias a la energía  de vida que lo recorre constantemente. Esa Energía actúa de forma similar a una computadora y se encarga de gestionar nuestras funciones vitales, emociones y bienestar general.

Al igual que heredamos características físicas visibles, como el color de ojos de nuestros padres y abuelos, también heredamos de ellos ciertas “programaciones” invisibles de su sistema energético. Al mismo tiempo, nosotros traemos nuestras propias “programaciones” que, como alma, aún no pudimos cambiar en nuestras existencias anteriores.

Esas “programaciones” energéticas vendrían instaladas ya en nuestro cuerpo cuando nacemos, al igual que lo hacen los programas que ves cuando enchufas una computadora que acabas de comprar.

Además, de igual forma que podemos añadir más programas a nuestra computadora, nosotros, durante nuestra vida, también podemos incorporar “programaciones” que no teníamos originalmente, adquiridas de nuestro alrededor.

¿Qué ocurre con ellos? Algunos de esos programas funcionan perfectamente, mientras que otros podrían necesitar una nueva versión para que funcionen de la mejor forma posible.

La Sanación Energética es la que se encarga de hacer estas mejoras y asegurar que nuestro sistema funcione lo mejor posible en cada momento.

Así podemos decir que la Sanación Energética es cuando trabajamos con la Energía invisible de nuestro cuerpo, para que vuelva a fluir de la mejor manera y así ayudarnos a sentirnos mejor física, mental y emocionalmente.

¿En qué se basa la Sanación Energética?

La Sanación Energética se basa en la sabiduría de las medicinas ancestrales de la humanidad. Imagínate que dentro de ti fluye una especie de río invisible, que es tu energía vital (conocida como “qi” en China, “prana” en India, etc.) Esta energía es como la electricidad que mantiene encendida una lámpara, dándole luz y vida.

Ahora, imagina que ese río de energía tiene bloqueos u obstáculos que impiden que el agua fluya libremente. Cuando la energía no fluye como debería, empiezan a aparecer problemas en el cuerpo, primero quizás sientes un poco de malestar, pero con el tiempo, si no se arreglan esos bloqueos, se convierten en dolor o enfermedad.

La Sanación Energética trabaja desbloqueando esos ríos trabados. Va directo al origen del problema o bloqueo en tu energía, y lo disuelve. Al hacerlo, no solo arregla el problema en el lugar donde empezó, sino que también mejora el flujo de energía en todo tu cuerpo, ayudándote a sentirte mejor tanto física, mental, como emocionalmente.

Las medicinas ancestrales han sido usadas desde el principio de los tiempos. Existían mucho antes de que la medicina actual, tal y como la conocemos, se inventara. Y, aún así, hoy hay mucha gente que sigue recurriendo a la Sanación Energética por sus resultados sorprendentes e inmediatos. 

¿Para qué sirve la Sanación Energética?

Imagina que eres como un teléfono móvil. Generalmente funciona bien, pero en ocasiones necesitas apagarlo y volverlo a enchufar para que siga funcionando bien. Igual te pasa a ti cuando te sientes agotado o estresado.

La Sanación Energética hace ese reset a tu sistema que, a la vez que te recarga también arregla cualquier problema que impida que la carga fluya correctamente.

Ese reset actúa de tres formas a la vez:

1) Aliviando un posible malestar físico.

2) Mejorando cómo te sientes: soltándo esas emociones pesadas o negativas que a veces cargas contigo, como si estuvieras borrando aplicaciones que ya no usas y solo ocupan espacio. 

3) Y ayudándote a cambiar esas ideas que te frenan y te dicen “no puedo hacerlo” o “no soy suficientemente”

Es como actualizar el teléfono para que funcione divinamente. Al hacerlo, te sientes más ligero, más alegre, y más en paz.

¿Cómo funciona la Sanación Energética?

El sanador energético funciona como un fontanero cuando desemboza una cañería atascada. De igual forma, un sanador energético localiza los bloqueos, liberándolos y restaurando el flujo energético deseado nuevamente.

Lo más sorprendente es que, cuando se liberan bloqueos internos, no solo te sientes mejor por dentro, sino que también empiezas a notar cambios afuera, en tu vida diaria. Pudiéndote sentir de forma distinta ante una situación que te agotaba, ahora puedes sentirte en paz. Pudiendo así actuar de forma distinta, con una perspectiva diferente, atrayéndo a tu vida mejores oportunidades y escenarios. 

¿Cuántos tipos de Sanación hay?

Muchísimas, y cada día más, porque se siguen canalizando técnicas cada vez más potentes avanzadas, cuánticas, que pueden realizar modificaciones a nivel del ADN energético en segundos, cuando antes se tardaban varias sesiones.

Algunos ejemplos son:

  • El Lenguaje de Luz
  • Códigos de Luz
  • Tecnologías cuánticas como Quartz o Quarts
  • Constelaciones Cuánticas
  • Sanación de raiz con Registros Akáshicos

¿Qué es un sanador de energía?

Es una persona que sabe cómo hacer fluir las energías del cuerpo correctamente porque previamente lo experimentó en sí mismo/a. Una vez restaurado el flujo de la energía en sí mismo, le es muy fácil ayudar a los demás a que restauren el suyo.

El sanador de energía puede conocer distintas técnicas de sanación, y sabiamente aplicará la que mejor ayude a cada individuo dependiendo del bloqueo a liberar. Generalmente, conecta con tu Alma, para que ella guíe la sanación a realizar, ya que cada ser es distinto y necesita cosas diferentes y solo su Alma sabe qué es lo mejor para él/ella en cada momento.

¿Para qué problemas o condiciones es recomendada la sanación energética?

Para todo lo que te gustaría solucionar. Funciona con todo porque, según la física cuántica, todo es energía. Por tanto, actuando a nivel energético se es capaz de liberar cualquier capa del ser humano.

 Ejemplos: dejar de vivir situaciones similares todo el tiempo, liberar tristeza, mejorar las relaciones personales y de pareja, soltar enganches emocionales, liberar problemas de abundancia, guiar en tiempos de incertidumbre, resolver problemas con animales o plantas, … 

¿La sanación energética realmente funciona?

, y generalmente puedes sentir sus beneficios inmediatamente, sobre todo si eres sensible a las energías.

También puedes sentir sus beneficios en tu día a día si no eres tan sensible a las energías.

Normalmente, tras una sesión sientes una sensación de liviandad y tranquilidad que te hace afrontar la vida desde un punto más positivo y enriquecedor.

Además, puedes sentirte diferente ante una misma situación que, antes te perturbaba y ahora te sientes tranquilo/a ante ella.

Finalmente, en ocasiones también pueden apreciarse cambios de actitud de otras personas hacia ti, puesto que, al cambiar tu energía atraes situaciones más amables y armoniosas.

Código Ético

  • Confidencialidad
  • Ambiente Seguro
  • Confianza
  • Discreción

Miryam Ferris

Terapeuta Holística y Canalizadora desde 2012

Información Legal